sábado, agosto 29, 2015

"CON MI FAMILIA NAVEGANDO ANDO" INTERACTUANDO, RECREANDO Y ENSEÑANDO ...JUNTOS POR UNA EDUCACIÓN MEJOR

bienvenidosemptyaemptyunaemptysesionemptyconemptycoordinacion


PRÓXIMAMENTE  PODRÁS CONOCER LAS ACTIVIDADES  REALIZADAS Y POR REALIZAR DESDE ESTA DEPENDENCIA.. 

LICENCIADO JAIME LONDOÑO



PARA EL TEMA PAUTAS DE CRIANZA...INGRESE POR 
                                        PRE JARDIN
CAPITULO II. DE LOS DERECHOS SOCIALES, ECONOMICOS Y CULTURALES
“ARTICULO 42. La familia es el núcleo fundamental de la sociedad. Se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla.
El Estado y la sociedad garantizan la protección integral de la familia. La ley podrá determinar el patrimonio familiar inalienable e inembargable.
La honra, la dignidad y la intimidad de la familia son inviolables.
Las relaciones familiares se basan en la igualdad de derechos y deberes de la pareja y en el respeto recíproco entre todos sus integrantes.
Cualquier forma de violencia en la familia se considera destructiva de su armonía y unidad, y será sancionada conforme a la ley.”

Ley General de Educación
(Ley 115 de 1994)

TÍTULO I

Disposiciones Preliminares

Artículo 1.- Objeto de la Ley

La educación es un proceso de formación permanente, personal, cultural y social que se fundamenta en una concepción integral de la persona humana, de su dignidad, de sus derechos y de sus deberes.  

RECUERDA QUE EN TU EQUIPO PUEDES INGRESAR A LAS PAGINAS EDUCATIVAS DESDE  CUALQUIERA DE LOS SIGUIENTES NAVEGADORES ENTRE OTROS


                                           
                                    
         
                                                     COMPUTADOR EN CASA


Los invitamos a ver este vídeo sobre los buenos hábitos de trabajo con el computador en casa.

.



El maestro, en el contexto de la cultura digital y de las emergentes ciberculturas, se dispone junto con los estudiantes a la co-creación de proyectos críticos y creativos, emprendimientos ciudadanos que viabilizan nuevos conocimientos y sensibilidades, nuevas formas de ser y de compartir mundos.El maestro en el contexto de la cultura digital por Andres Fonseca



El siguiente video si bien ha sido elaborado en España, da lugar a comparación con algunos ambientes que tambien en nuestro contexto encontramos. El mensaje que no debe ser tergiversado simplemente invita a estar pendientes de las acciones de nuestras niñas y niños, a crear pautas de crianza que prioricen la comunicación sobre los aparatos tecnológicos, a usar el diálogo, la intuición y la cordialidad en el abordaje de una cultura digital que entra en nuestros hogares de diferentes maneras y a las que estamos en el deber de responder de manera unida y conjunta en Familia. Los adultos Padres y Madres de Familia siendo lideres en el manejo económico, social, cultural de sus integrantes propenderá también por orientar el uso de los elementos tecnológicos mencionados en este caso El computador y a través de éste, las páginas interactivas, teniendo en cuenta que desde mas temprana edad se creen hábitos menos inconvenientes surgirán en la adolecencia o en la juventud.


                                             
LEAMOS UN CUENTO INTERACTIVO


Los juegos educativos
   

ENLACES A CONTINUACIÓN PARA ACCEDER A PDF DE EXPERIMENTOS Y CIENCIA EN PREESCOLAR.
http://www.concyteq.edu.mx/PDF/ManualPreescolarUltimaVersion.pdf


150 experimentos para los mas pequesEXPERIMENTO ONLINE


  • TIC.png
  • .....................................................................
  • La autonomía de los niños y niñas

    1. Autonomía y responsabilidad

    Desde que el niño nace se produce un proceso progresivo de búsqueda de autonomía por parte del niño.

    Un bebé es dependiente de sus padres al 100 %, no podría vivir sin su protección.

    El niño cuando crece empieza a buscar su propia autonomía y los padres le ayudan en esa búsqueda, en ocasiones sin ser muy conscientes de ello. Cuando ayudamos a nuestros hijos a andar o a decir sus primeras palabras, estamos fomentando su autonomía ya que les estamos ayudando a ampliar su capacidad de actuación y a valerse por sí mismos.

    Paulatinamente los padres debemos dejar de ser imprescindibles para nuestros hijos. Poco a poco les animaremos a que tomen sus propias decisiones y les permitiremos que se equivoquen para que aprendan de sus propios errores.

    Es fundamental enseñarles a responsabilizarse de sus actuaciones y de sus decisiones.

    Cuando el niño llega a la adolescencia se produce una ruptura de la dependencia psicológica de los hijos respecto a sus padres. Es muy importante que nuestros hijos lleguen a esta etapa con cierto desarrollo de su autonomía y con una idea clara de que han de responsabilizarse de sus actos y decisiones, si no es así podemos crear a jóvenes inmaduros e inseguros, incapaces de enfrentarse a los problemas.

    Hay muchos decisiones que tomamos por nuestros hijos y que perfectamente podrían tomarlas ellos, desde elegir la ropa que se van a poner a negociar el reparto de algunas tareas del hogar con sus hermanos.

    Obviamente todas las decisiones han de estar supervisadas por los padres, cuando creamos que cometen alguna equivocación debemos aconsejarles y explicarles las posibles consecuencias de sus decisiones pero no debemos imponerles las nuestras.


    2. ¿Cómo estimular la autonomía de nuestros hijos?
    Los padres pueden ir estimulando la autonomía de sus hijos desde que éstos son pequeños, en distintos ámbitos como pueden ser: Las tareas del hogar, las tareas escolares, el aspecto y aseo personal, la vida social, etc.

    - En lo que se refiere a las tareas académicas, es muy importante tener en cuenta que bajo ningún concepto debemos hacer los ejercicios por ellos. Es bueno que les animemos a que resuelvan sus dudas utilizando diccionarios, enciclopedias o consultando en Internet, ya que de esta manera empezarán a ser autosuficientes y no dependerán tanto de nosotros.

    Cuando nos planteen dudas sobre el porqué de las cosas, podemos invitarlos a que razonen y que expongan las conclusiones a las que llegan por sí solos, una veces acertarán y otras muchas no, pero es bueno que intenten buscar ellos mismos la solución.

    - Respecto a las tareas domésticas, es muy positivo que los hermanos acuerden un reparto del trabajo y que se responsabilicen de su parcela. Los padres velaremos porque no se produzcan agravios comparativos en estos repartos pero dejaremos la iniciativa a nuestros hijos.

    - También es importante estimular su autonomía social, permitiendo que vayan a pasar el día a casa de amigos o que estos vengan a nuestra casa, que se reúnan con amigos y organicen juegos y actividades para hacer con ellos.

    Esto hará que aprendan a desenvolverse en sociedad. Por supuesto cuando nuestros hijos nos planteen planes o deseos respecto a cosas que les gustaría realizar no debemos desanimarles sino estimularles y empujarles a que cumplan sus ilusiones.

    Por ejemplo si quieren apuntarse en un equipo de fútbol o en un grupo de teatro o aprender a tocar algún instrumento debemos apoyarles y no poner pegas, aunque creamos que no tienen facultades para ello.

    Siempre es bueno dejar que los niños tomen iniciativas y luchen por lo que desean.

    Es fundamental reconocer su esfuerzo y felicitarles por sus logros, no quitar mérito a éstos por pequeños que sean. De esta manera los pequeños estarán cada vez más motivados para intentar nuevos retos.

    3. Cosas que pueden hacer los niños para desarrollar su autonomía
    Desde que los niños son pequeños hemos de conseguir que empiecen a realizar actividades por sí solos.

    Estaremos supervisando estas actividades hasta que las logren realizar con corrección. De esta manera, un niño con ocho o nueve años ya debe estar en disposición de realizar por sí solo todas las tareas relativas a su aseo personal, a ordenar sus cosas y a saber comportarse en la mesa o ante una visita.

    A este respecto según la edad del niño podemos establecer los siguientes objetivos:

    - Un niño de cinco años estará en disposición de: Recoger los juguetes cuando ha terminado de jugar, lavarse las manos y los dientes, sentarse con corrección a la mesa, vestirse solo.

    - A los seis años podrá: Hacer sus tareas académicas (con nuestra ayuda y supervisión), usar correctamente los cubiertos, bañarse o ducharse solo, peinarse.

    - Con siete años estará en condiciones de: Ayudar en las tareas de la casa, mantener su habitación ordenada.

    - A partir de los siete u ocho años los niños estarán en condiciones de empezar a resolver muchos de los problemas cotidianos que les surjan tanto en casa como en el colegio.